La principal línea fortificada de Aragón, en la zona del Cinca, amplía los lugares de visita con los vestigios de Fonz

La principal línea fortificada de Aragón, en la zona del Cinca, amplía los lugares de visita con los vestigios de Fonz

En la villa de Fonz quieren seguir contando su historia y este sábado la Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Elisa Sancho, y el alcalde de Fonz, Toño Ferrer, han abierto una ruta que recupera para los visitantes las fortificaciones de la conocida como posición defensiva de Fonz en las inmediaciones de la ermita de San José, que ha pasado de ser una zona degradada y olvidada a convertirse en un balcón natural de la ribera del Cinca que también está ligado ahora a la memoria histórica.

Más de medio centenar de personas de diferentes generaciones han participado en una visita guiada durante la que han aflorado recuerdos y testimonios desde el mirador de Santa Bárbara, primer punto del recorrido, hasta otros elementos construidos entre finales del año 1936 y 1937 entre los que se conservan varias trincheras, el observatorio hasta donde llegaban utilizando una pista militar de cerca de 2 kilómetros desde el pueblo de Fonz y el emplazamiento artillero, en el otro extremo, considerado uno de los más importantes de la inmensa Línea del Cinca.

Esta actuación forma parte del programa de la DPH para recuperar la memoria histórica en la provincia que para Elisa Sancho significa un paso hacia adelante, “un acto de justicia histórica para echar la vista atrás y que nos ayude a no cometer los mismos errores del pasado”. Sancho ha adelantado que la Diputación mantiene para esta parcela los 100.000 euros en el proyecto presupuestario que hay sobre la mesa de cara al próximo año y que se presenta este lunes.

Elisa Sancho, vicepresidenta de la DPH

La Vicepresidenta de la Diputación ha valorado la labor que se hace desde los pequeños ayuntamientos que “con poco hacen mucho, por ejemplo en Fonz han sabido recuperar elementos que lo identifican para convertirlos en un producto cultural”. También se ha referido a la vertiente turística de esta y otras actuaciones y en este sentido apuesta por crear una ruta turística más amplio en torno a la Línea del Cinca, la mayor obra defensiva que se creó en Aragón y parte de Cataluña.

Consistía en un importante centro de resistencia ante cualquier peligro o ataque dotado de grandes fortificaciones situadas en los márgenes del río cuya envergadura queda reflejada en los 7.000 obreros que participaron en su construcción, hasta llegar a crear un sistema con 21 kilómetros de trincheras que podía albergar 20 batallones, unos 16.000 soldados desde Boltaña o El Grado hasta Gandesa en Cataluña, teniendo a Monzón y Fraga como principales emplazamientos en la provincia y Fonz como un punto de apoyo.

Con la vista puesta en buscar alternativas al pasado agrícola apoyándose en la cultura y el turismo, el alcalde, Toño Ferrer, considera el día de hoy la forma de concluir un trabajo que se remonta a hace 6 ó 7 años, tiempo durante el que se ha recuperado esta zona. “Hay mucho trabajo detrás, de mejorar accesos, plantación de arbolado, señalización y luego de investigación para esta ruta”, ha explicado Ferrer, que ha estado acompañado por el vicepresidente de la Comarca del Cinca Medio, José Ángel Solans, así como por el concejal de Cultura de Monzón, Adelardo Sanchís, y José María Bafaluy, alcalde de Estada, localidades que también trabajan en la recuperación de elementos patrimoniales similares para poder revisar lo que pasó hace apenas medio siglo.

El historiador Adrián Cabezas y el arquitecto Joel Ametlla, del Grupo de investigación de espacios de la Guerra Civil (Grieg), son quienes han estudiado estos vestigios y han catalogado todo lo relacionado con este destacado emplazamiento artillero que, como han detallado, estaba situado en lo que se conoce como segunda línea dentro de la fortificación del río Cinca y dividido en dos secciones, cada una de ellas construida en galería a través de pasillos subterráneos.

Adrián Cabezas, historiador del GRIEGC

En esta parte es donde quiere seguir trabajando el Ayuntamiento en una segunda fase que se centraría en esas piezas de artillería excavadas en la roca a través de galerías subterráneas que singularizan a las fortificaciones de Fonz. Aunque todo esto ya puede conocerse a través de los paneles interpretativos que se han instalado en el recorrido y en una web accesible desde hoy: tricheras.fonz.info.

Toño Ferrer, alcalde de Fonz

https://youtu.be/WDU0cUqyDwg

Recuperación de la memoria histórica en la provincia

Otras asociaciones y ayuntamientos están trabajando, junto a investigadores y familiares, en otra veintena de proyectos para recuperar la memoria histórica con el programa de ayudas que pone a disposición la Diputación Provincial. Es el caso de los vestigios de la Guerra Civil en Fraga, Castejón del Puente o Vicién, la zona del frente de Huesca por Siétamo que también cuenta las andanzas de Orwell, mientras que en Robres lo que han hecho es extraer una lápida de los caídos para trasladarla al museo de la Guerra Civil en esta localidad. A esto hay que sumar otras líneas de ayudar para exhumaciones, búsqueda de desaparecidos y otras actividades que faciliten el conocimiento de los hechos históricos acaecidos durante la Segunda República, la Guerra Civil y la Dictadura.

Inicio de los trabajos de la carretera para comienzos de año

Al hablar de los servicios del municipio, el primer edil de Fonz, Toño Ferrer, ha informado de las últimas conversaciones con el departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón y la empresa adjudicataria tras las que el inicio de las obras de mejora en la A-1236 están previstas para comienzos de año. Esta carretera une a la localidad con la autovía A-22 y es una de las principales reivindicaciones del municipio.

 

 

 

 

Gran participación en el Carnaval de Fonz
El presidente de la DPH pide desde Fonz tener en cuenta en el currículo educativo al medio rural para que los escolares de las ciudades puedan conocer su valor

COMMENTS