Una quesería entre palacios renacentistas

Una quesería entre palacios renacentistas

Val de Cinca en Fonz es un exitoso ejemplo de emprendimiento en el medio rural apostando por el trabajo artesano, la calidad y productos exclusivos

Artículo publicado en el HERALDO DEL CAMPO el domingo 8 de enero de 2017.

Fonz puede presumir de contar con un patrimonio monumental renacentista pero también con una de las más destacadas queserías artesanales de la provincia de Huesca. Val de Cinca es el proyecto familiar de la veterinaria foncense Pilar Febas que con su hermano decidió apostar por el medio rural y aprovechar la experiencia ganadera de su familia.

001

Ordeñando las ovejas. Val Cinca.

Pilar y su hermano Víctor decidieron seguir el trabajo ganadero de su padre pero sustituyeron las vacas por las ovejas. «Nadie había ordeñado ovejas en la zona, y al principio nos costó convencer a la gente. Vendíamos la leche a dos industrias pero yo no dormía por las noches al tener sólo dos clientes. Y decidimos dar un paso más y montamos la quesería para vender a 200 clientes, lo que te da una tranquilidad. Aunque también hay más trabajo por mantenerlos dando calidad», cuenta Pilar.

Los quesos, la leche fresca utilizada para cuajadas y sus preciados yogures cremosos –servidos como postres en muchos restaurantes- llegan a supermercados, charcuterías, tiendas delicatesen de Huesca, Zaragoza, Barcelona y Lérida. También venden on line.

La granja y la quesería da empleo a siete trabajadores de Fonz y alrededores.

Espíritu emprendedor

017

Elaboración de quesos. Val Cinca.

Su espíritu emprendedor y la necesidad de diferenciar su producto del de la competencia llevó a Pilar a crear el primer queso de oveja Nube (el popular rulo) que se elabora artesanalmente en la provincia según explica. «Aposté por el aunque lleva mucho trabajo. Estuve formándome dos años y ya llevamos dos años vendiéndolo y a la gente le gusta, aunque no tiene el recorrido comercial que los curados al ser más perecedero. Como soy la última quesera en llegar a la provincia intento hacer cosas que no hacen los demás y elaborar ese tipo de productos que me dan valor añadido», señala.

Se trata de un queso madurado en cámara durante dos semanas, con corteza de moho blanco aterciopelada. De gusto fresco en boca, textura fundente, aroma de champiñón y bosque que combina con un gusto lechoso y sensaciones ácidas.

Estas características le valieron en octubre el primer premio del prestigioso concurso internacional Cincho de Oro en la categoría de quesos de pasta blanda de oveja, y fue el único queso aragonés galardonado en este certamen convocado por la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, la mayor productora de quesos.

DSCF0161

Elaboración de quesos. Val Cinca.

En este concurso participaron más de mil quesos procedentes de trece países y contó como jurado con 48 catadores nacionales e internacionales.

Este concurso llevaba años sin convocarse y la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León decidió recuperarlo en 2016 para poner en valor los productos lácteos transformados y destacar el esfuerzo de los productores de queso por diferenciarse y ser más competitivos en un mercado cada vez más globalizado.

El ‘Cincho de Oro’ se suma a una laureada trayectoria de reconocimientos. Val de Cinca fue la primera empresa en obtener el sello de calidad C’Alial concedido por el Gobierno de Aragón por su yogur de oveja, y también la quesería está reconocida como Artesanía Alimentaria por parte de la DGA. La asociación de empresarios de Aragón Exterior (Aragonex) concedía un premio en la categoría Emprendedor en 2011. Otro reconocimiento llegó en la materia de Igualdad y Mujer Trabajadora, concedido por el colectivo Clara Campoamor de Monzón.

Turismo agroalimentario

Una divertida innovación que ha puesto en marcha esta quesería ya desde sus orígenes ha sido la de abrir su establecimiento en el casco urbano de Fonz al público en visitas guiadas gratuitas los fines de semana y festivos a partir de las 12.00. Una experiencia que está teniendo mucho éxito (2.500 visitas al año) sobre todo entre los niños que descubren cómo se elaboran yogures y quesos, pueden ver un audiovisual en el que se le muestra las ovejas en la granja y también recorrer la quesería. Así como se realiza una cata de quesos. Una iniciativa por la que Val de Cinca ha entrado en el selecto club de la Ruta del Vino Somontano.

 

 

 

Políticos, usuarios y profesionales de asociaciones con discapacidad intelectual analizan la inclusión en el medio rural en un encuentro europeo en Fonz
Belentuela animará el Carnaval de Fonz

COMMENTS

Twitter
YouTube